Sobre mí

Bienvenid@s a mi web!

Soy María Pilar Orozco Sahuquillo, pero el nombre por el que me conoce todo el mundo es Mapy.

Soy Licenciada en Derecho por la Universidad de Castilla-La Mancha, posteriormente realicé el Master de Doctorado en el Área de Derecho Constitucional, en el ámbito de Derechos Fundamentales y Libertades Públicas, nunca he dejado de reciclarme en contenidos y legislación.

Este año he realizado el Curso que me habilita como Mediadora Judicial. También tengo formación como Coach porque es un método novedoso que ayuda a comprender más la dificultad de las relaciones humanas.

Tras varios años de funcionaria interina en la Administración Pública y otros tantos en la Empresa Privada, he decidido dedicarme a mi profesión que es lo que realmente me gusta, especializándome en Derecho de Familia.

He elegido este ámbito del derecho porque es lo más cercano a las personas y es lo que más me importa, las personas, desde todos los puntos de vista.

Desde siempre, tal vez por ser de un pueblo pequeño al que adoro, Madrigueras, me han interesado muchísimo las relaciones humanas, poder apreciar cómo nos parecemos todos en lo esencial. Es por esto que me apasiona conocer las relaciones personales y poder ayudar a resolver los conflictos que se producen en este ámbito.

Mis valores

No sólo hace falta tener conocimientos jurídicos para resolver situaciones tan complejas sino también empatía, asertividad y cierta dosis de compasión para poder comprender lo complicado que pueden ser las relaciones familiares y personales por los lazos de afectos que existen y porque duelen, pueden doler y mucho.

Mi objetivo es que las personas que depositan su confianza en el despacho se sientan arropadas y guiadas en la toma de decisiones para lo cual doy un trato directo y una atención muy personalizada.

Me gusta tener una gran dedicación a mis clientes, ya que mi finalidad es la de ayudar a encontrar las soluciones más eficaces y acertadas a las cuestiones que se traten mediante un proceso de deliberación que permita a las personas implicadas tener un conocimiento de los intereses en juego y así optar por la alternativa más conveniente.

También huyo del lenguaje ininteligible por las personas explicándolo lo más fácil posible, facilitando esquemas y todo el abanico de posibilidades que existen si finalmente llegamos a un juicio.

Si vienes buscaremos medidas y alternativas que terminen con el conflicto generado en procesos de ruptura o en otro tipo de problemas, porque las heridas mal curadas no terminan nunca de sanar y pueden ir a peor.

Hay una palabra relativamente nueva y que a mí me gusta mucho que es RESILENCIA, define la capacidad de hacer frente a las adversidades de la vida, transformar el dolor en fuerza para superarse y salir fortalecido de ellas. Las personas resilentes comprenden que son arquitectos de su propia alegría y su propio destino.

No lo dudes, ven y cuéntamelo, seguro que juntos encontramos una buena solución.

“Caminante no hay camino,
​Se hace camino al andar,
​Al andar se hace camino
​Y al volver la vista atrás
​Se ve la senda que nunca
​Se ha de volver a pisar.
​Caminante no hay camino
​Solo estelas en la mar”.

Antonio Machado